A ti que trabajas, tú también tienes marca personal

A ti que trabajas, tú también tienes marca personal

El concepto de marca personal empieza a tener recorrido aunque para algunos es nuevo. Se podría decir que es la visión de la persona como una marca en sí misma, y como ésta es percibida por los demás.

La idea fuerza es que todos somos una marca, y como tal, dejamos una huella, la huella de uno mismo, de nuestra identidad, de nuestras razones y emociones, del saber hacer y relacionarse, de lo que decimos, y de lo que definitivamente hacemos.

 ¿Qué importancia tiene la marca personal?

Si lo que quieres transmitir y transmites es coherente todo va bien, no debes preocuparte por la huella que dejas.

Sin embargo, cuando no transmites a los demás lo que te gustaría, o cuando no sabes bien que quieres transmitir, el personal branding te ayuda a dibujar tu estrategia para posicionarte como profesional y como persona.

Si te preguntas que es el personal branding o branding personal, no es otra cosa que, el proceso para conseguir dejar tu marca personal, tal y como lo define Andrés Pérez Ortega.

¿Eres consciente de tu imagen de marca? ¿Eres y comunicas la marca que quieres ser? ¿Por qué eres reconocido por los demás?

Esta es la importancia que tiene la marca personal, la misma que tú le des a las anteriores preguntas. 

¿Para qué quiero yo preocuparme por mi marca personal?

 Pisamos terreno nuevo, donde la línea divisoria entre lo personal y lo profesional se difumina. Ahora no sólo es importante nuestro impacto como profesionales, el impacto personal también se valora.

Tú eres una marca visible al mundo, la marca de ti mismo, y es importante cuando estás planteándote un cambio profesional, o una promoción, o buscas trabajo. Pero tu marca personal también es importante cuando estás en la situación en la que quieres estar, para poder mantenerla.

Tu marca personal engrosa tu currículum social, que lo define Alfredo Vela como “la suma de qué has estudiado, qué sabes hacer y cómo lo comunicas al mundo globalizado en el que vivimos”.

¿Por dónde empezar?

 Define que objetivo quieres lograr con la comunicación de tu marca personal, qué es lo que quieres transmitir a tu público objetivo.

Para llegar aquí debes indagar sobre ti, sobre tu propósito vital y profesional, sobre tus fortalezas, y la propuesta de valor que te diferencia de otros profesionales.

Tu imagen de marca es el resultado de tu saber hacer, ser y estar, consciente o inconsciente.

 Decía en un artículo anterior titulado Planifica tu propuesta de valor; Pensar en una carrera profesional, es pensar en desarrollo de competencias y en el desarrollo de una marca personal a lo largo de la vida.

Cuanto antes nos hagamos responsables de nuestro desarrollo, antes posicionaremos nuestra marca.

 Ahora más que nunca “Las cosas no pasan por lo que son, sino por lo que parecen. Son raros los que miran por dentro, y muchos los que se pagan de lo aparente.” (Baltasar Gracián, “Oráculo manual y arte de la prudencia”)

Gracias por leerme.

There are no comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart