No es que puedas elegir, es que debes hacerlo

No es que puedas elegir, es que debes hacerlo

Más es menos. Cuantas más opciones profesionales contemplas, más te cuesta decidir hacia dónde hacer carrera.

Más es menos

A más opciones, más parálisis por análisis. Si piensas lo que quieres antes de valorar las salidas profesionales, más te acercarás a una salida óptima para ti.

A menudo me sorprendo cuando pregunto a un profesional en transición que quiere hacer, y reacciona con sorpresa. Como si elegir no fuera con él, incluso con las típicas respuestas de no estoy en situación de elegir, dime mejor tu en que sectores hay más empleo, trabajo de lo que haya,…

Sin embargo, para mí viajar abiert@ a todas las alternativas profesionales, tiene sus riesgos. Lo decía Lewis Carrol; Si no sabes a dónde vas, cualquier camino te llevará allí.

Cuantas más opciones profesionales contemplas, más te cuesta decidir

El efecto contraste en la búsqueda de empleo

Cuando uno está en proceso de búsqueda de empleo o proyecto puede dejarse llevar por el efecto contraste. Es un error de lógica, que nos lleva a valorar algo de manera más positiva o apetecible, sólo por el hecho de tener ante nosotros, una realidad que no nos satisface o convence.

Es decir si de donde vienes te parece malo o regular, tenderás a mirar lo que te ofrezcan con mejores ojos. Para mitigar las distorsiones, amplia tu muestra, es decir valora varios escenarios, y utiliza los mismos criterios de evaluación cuando compares ofertas de trabajo.

Si no eliges, elegirá la lógica del momento.

La ilusión del trabajo que me hará feliz

No esperes que tu trabajo te haga más feliz de lo que ya eres

Marca Tu Talento

El paradigma actual de las relaciones laborales teoriza a veces sobre realidades ideales; cuando la mayoría de las organizaciones, están a años luz de una auténtica gestión del talento y bienestar.

No te engañes, la felicidad no es prototipable; y la mayor parte de las organizaciones siguen mirando sus beneficios. La felicidad o bienestar, es el resultado de una actitud.

No es que puedas elegir tu bienestar, es que debes hacerlo.

Con todo lo que sabemos sobre motivación y desempeño, las organizaciones deberían velar por tu bienestar. Sin embargo, si tenemos que esperar a que se pongan a hacerlo todas, vamos a peinar canas. Por ello, elige ser lo más feliz posible.

Como pollo sin cabeza

Tu no eres un pollo de corral, tu eres un ejemplar único, salvaje, genuino…así que si no quieres acabar en una bandeja de supermercado, debes tomar cartas en el asunto.

In a world gone crazy, everything seems hazy, I’m a wild one

Tu puedes y debes elegir una meta profesional que te haga sentir útil, que te conecte con lo que ahora más te interesa, que te pueda hacer sentir lo mejor posible.

Puede que seas capaz de hacer bien lo que te propongas, seguramente si no te gusta no lo hagas tan bien, o al final se te verá el plumero; tu humor empeorará, tu actitud, tu expresión corporal o verbal al final te delatarán.

Que puedes perder, que puedes ganar. Atrévete a decidir.

Una vez tomas una decisión, el universo entero conspira para hacer que ocurra

Ralph Waldo Emerson.

Muchas gracias por leerme.

There are no comments

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart